jaguar (2).jpg
 

Centro Automotriz Jaguar

 
 

La visibilidad desde la carretera fue uno de los objetivos principales en el diseño de la concesionaria Jaguar, situada en el entonces, poco desarrollado, borde de la Ciudad de México, Santa Fe.  El edificio tiene una forma claramente legible, dos cajas geométricas apiladas una sobre la otra: una vertical, brillante, de cuatro plantas se balancea sobre otra, horizontal, obscura y de poca elevación. El volumen superior está revestido en metal acanalado, su superficie mínimamente interrumpida: tres aberturas circulares perforan una fachada mientras que dos franjas de cristal se cortan sobre la otra, una que envuelve la esquina en toda su extensión, develando la altura completa del salón de exposición y la otra, trazando el nivel del piso para exhibir los automóviles. La vitrina semitransparente se balancea en cantilever sobre el volumen inferior, exhibiendo sus tentadores bienes frente a los automovilistas que pasan frente a ella todos los días.  

El volumen más bajo, revestido en piedra, contiene el garage. Esta apoyado contra la base de la colina y está parcialmente hundido en el sitio, proporcionando una base firmemente anclada para el bloque superior elevado. La entrada a la sala de exhibición se sitúa directamente debajo de este bloque suspendido, al igual que la entrada de la rampa que desciende hacia el garage. Los visitantes cruzan este pórtico para entrar a la dramática sala de exhibición de triple altura, bañada de luz natural. Las oficinas se encuentran en la parte posterior del sitio, sus ventanales integran el paisaje dentro del proyecto mientras que la sala de conferencias se guinda del techo como una plataforma de contemplación y retrocede en dos niveles para reincorporarse al piso de la sala de exhibiciones.

 

Proyecto: Centro Automotriz Jaguar| Localización: Ciudad de México, México | Arquitecto: Enrique Norten /TEN Arquitectos | Año de Diseño: 1997 |  Año de Terminación: 1997