Unknown-2.jpeg

Comedores TELEVISA

 
 
 

Las instalaciones principales de producción de TELEVISA, la cadena televisiva más grande de México, son como una ciudad miniatura, con su propia vida, infraestructura, economía, patrones de uso y horarios. Careciendo de un comedor para alimentar a sus miles de trabajadores - sin mencionar el espacio para construir uno - TELEVISA siguió nuestro consejo de utilizar un garage de estacionamiento de dos plantas ubicado en la esquina de su propiedad como la base para su nueva cafetería y salón de usos múltiples. Las limitaciones de la estructura existente – sus márgenes delimitados, su forma triangular y su capacidad resistente al peso - informaron la geometría y la tecnología de la adición que se plantó directamente en la parte superior de éste.  

La ligereza, en términos de peso y espíritu, era el requisito principal para la adición. Construido en sus límites estructurales, el resultado es alegre y con vida propia - un contrapunto deliberado a las precondiciones estáticas. Un armazón delgado y que sale del techo, está suspendido de las “estacas” de acero de punta fina inclinadas en los nodos existentes resistentes al peso. Estas columnas están anguladas para empujar el techo exterior de metal laminado; la curva flexible del revestimiento del techo congela la inclinación tensa. El techo sobresale de una zona ambigua de interior-exterior. La fachada sur de vidrio agranda el salón trayendo dentro de su perspectiva a la terraza de gran extensión y la vista de la montaña. 

Para traer este borde del estudio más cerca del resto de la propiedad y de los otros edificios, sobrepusimos una topografía artificial [ofreciendo un pasillo aéreo, escaleras en espiral, y escaleras eléctricas] en los grados existentes y las rutas de acercamiento. Un pasillo con bancas y postes de luz lleva a la nueva plaza exterior al pie de la fachada norte de la cafetería - una pared blanca y plana que tiene la doble finalidad de encubrir la vieja estructura antiestética y de pagar tributo al cliente. Actúa como una pantalla de proyección, con imágenes nadando a través de su superficie en autorreferencia de metamorfosis constante. Este plano se ha animado más con las dos escaleras angulares sin salida que perforan su superficie, llevando a los empleados sobre el umbral frenético visual antes de entregarlos en el gran pasillo extenso. El techo flota muy por encima, minando cualquier sentido del orden cuadriculado y transportando la amplitud de los medios masivos.

 

Proyecto: Comedores TELEVISA | Localización: Ciudad de México | Arquitecto: Enrique Norten /TEN Arquitectos | Año de Diseño: 1992 |  Año de Terminación: 1993