00-Planta de Conjunto.jpg

Centro Cultural Álvaro Carrillo

 
 
 

La importancia de configurar nuestro proyecto como un parque metropolitano permite crear una dualidad entre espacios naturales y urbanos: crea conexiones con la naturaleza.

La propuesta de un programa arquitectónico fundido con el paisaje y vuelto topografía, generará una experiencia entre interior y exterior que retoma conceptos básicos de asentamientos prehispánicos como Monte Albán, donde coinciden en la amplitud de sus plazas y la delimitación a través de plataformas que, en este caso, formarán las líneas topográficas que enmarcarán el concepto desarrollado para el Centro Cultural Álvaro Carrillo.

El retomar conceptos del urbanismo de Monte Albán y en general, de las ciudades mesoamericanas, reside en la relación del paisaje y las intenciones conceptuales de nuestro diseño. La defensa del paisaje como escenario político, social y, sobre todo, cultural nos permite conformar un territorio diverso en plataformas que le den sentido. La naturaleza toma el lugar principal de nuestro proyecto al englobar los espacios que concentran y permiten la difusión y promoción de las artes: foros al aire libre, un museo de arte contemporáneo y un teatro a los cuales se accede a través de cortes en el paisaje que permiten identificar los distintos elementos.

Como un territorio para las artes y la cultura, el Centro Cultural Álvaro Carrillo se concibió como un ejemplo en vanguardia, al contar con espacios específicos para el desarrollo de un programa de cultura visual que medie un discurso entre las artes plásticas y las escénicas o en general, entre todas las expresiones artísticas y culturales que podrán desarrollarse en este espacio.

 

Proyecto: Centro Cultural Álvaro Carrillo | Localización: Oaxaca, México | Arquitecto: Enrique Norten /TEN Arquitectos | Año de Diseño: 2019